Muchas veces nos preguntamos cuánto dura el proceso de una ilusión. ¿Es el tiempo en el que la familia trabajan juntos y se proyectan en su ilusión? ¿El momento en el que logran hacerla realidad con la ayuda de todos los que han compartido su esfuerzo? ¿Es el recuerdo de esos días inolvidables? Es todo eso y más, porque como muchas familias nos dicen el recuerdo de su ilusión “lo llevan siempre en el corazón”. En el caso de nuestro protagonista de hoy, Oliver, estamos convencidos de que será así y su ilusión se convertirá en un motor de felicidad de ahora en adelante.

Cuando conocimos a este terremoto llamado Oliver, nos cautivó con su simpatía y nos inundó de ideas acerca de todo lo que más le gustaba: la playa, los lugares "bonitos", los videojuegos... sobre todo “Need for speed”. Jugando, jugando nos contó que se había aficionado a buscar trucos para pasar niveles, y así había conocido algunos Youtubers, adentrándose en el mundo que se ha convertido en su pasión. Y así fue como, hablando de lo que más le gustaba, nos descubrió su ilusión: ¡Ser youtuber!

Oliver nos contó que sus ídolos eran varios youtubers famosos, y que había muchas cosas que le apasionan (las bromas, las fiestas, la pizza, los petardos, los skates y como no, los videojuegos...). Oliver necesitaba ganar confianza en sí mismo, darse cuenta de que él también podía hacer cosas tan divertidas como sus ídolos, reforzarse de cara a seguir luchando contra su enfermedad, día a día. Trabajando en "conocerse" un poco mejor, para encontrar un nombre a su canal, repasando los temas de los que le gustaría hablar, cómo se imaginaba que podían ser los vídeos… Oliver se dio cuenta de todo el trabajo que había detrás de esos vídeos que tanto le gustan. Pero con toda la imaginación y las ganas que transmitía a todo el equipo, estábamos convencidos que lo lograría.

Para que él mismo pudiera explicar a todo el mundo lo que le gusta y empezase a hacer realidad su ilusión de convertirse  en un gran youtuber se sumó al “Mundo de Oliver” un equipo de profesionales del universo online: Gordon Seen. Nada de esto hubiese sido posible sin su colaboración. La agencia se volcó en el pequeño “futuro youtuber” y a través de distintas clases magistrales le enseñaron algunos “secretos de la red”, y le ayudaron a crear su logo, a editar los videos, a buscar fondos y música para sus grabaciones…

 

fotoOliver

Oliver y “todo su equipo ilusión” tenían una meta: el canal de nuestro campeón. Tras todo el proceso de aprendizaje  y la complicidad de todo el equipo de Gordon Seen, Oliver estaba preparado. El resultado… su primer vídeo para “El mundo de Oliver”.


Desde Make-A-Wish nos hemos convertido en los “primeros FANS” de su canal. Por eso desde aquí os invitamos a que forméis parte de ese mundo tan especial y único, el “Mundo de Oliver”.

Ayúdanos a hacer 
realidad las ilusiones de
niños enfermos.

 HAZ UN DONATIVO


Deja tu mensaje:


Subir vĂ­deo
Subir vĂ­deoCambiar

No hay comentarios